Amaya Egaña: Suicidio tras desahucio

Amaya Egaña

Amaya Egaña se tiró al vacío cuando iba a ser desahuciada. Subió a una silla y se lanzó desde el cuarto piso de su vivienda, en Baracaldo (País Vasco), norte de España. Tenía 53 años y fue concejal en 1983 por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) en el municipio vasco de Eibar. Igualmente su esposo, José Manuel Asensio, fungió como edil socialista por Baracaldo.

Amaya es la tercera víctima mortal en menos de un mes de las ejecuciones hipotecarias. El 25 de octubre un hombre en Granada, también de 53 años, se quitó la vida antes de que le arrebataran su departamento. Ocurrió un día después de que otro, de 50 años, se tirase desde el balcón de su piso, en Valencia, aunque en este caso salvó la vida. Nadie conocía en el barrio por lo que estaba pasando la familia. Los vecinos mostraban desconcierto y dolor al enterarse de la noticia. En un último intento, Amaya llamó la noche del jueves a la Plataforma Stop Desahucios, movimiento que ha logrado frenar cientos de ejecuciones en la Península, para contarles su situación pero omitiendo que sería desahuciada al día siguiente. La víctima, que trabajaba en una empresa de transporte, vivía con su esposo y un hijo de 21 años. Estaba afiliada al PSE y era hija de un histórico dirigente de la Agrupación Socialista de Eibar.

Según fuentes policiales, la mujer se encontraba sola en la vivienda y la comisión judicial que acudía a desahuciarla encontró la puerta abierta. La muerte de Amaya Egaña causó gran conmoción en España. El Gobierno convocó a una reunión urgente para ultimar la propuesta de reforma de la ley hipotecaria. El lehendakari Patxi López, máxima autoridad del País Vasco, confesó estar “destrozado por la muerte de una amiga”.

Mientras que en un hecho poco habitual en estos casos, el juez decano de Baracaldo, Juan Carlos Mediavilla, hizo declaraciones a la prensa. Pidió la “modificación urgente” de la ley para no permitir “estas tragedias”. Los desahucios son una lacra social. Se producen 520 al día y entre 2006 y 2011 han sido 396 943. Solo en el segundo trimestre de este año se efectuaron 29 275 ejecuciones hipotecarias.

 

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *