Aumenta la ejecución de pisos en Galicia

Galicia

El fin de la fiesta financiera y del ladrillo (crédito fácil para comprar viviendas) ha provocado que miles de personas en España se vean literalmente en la calle, desahuciadas al no poder hacer frente al pago del piso. Los números cantan. En el 2008, cuando comenzaba el declive, el número de ejecuciones hipotecarias en España era relativamente bajo. En Galicia apenas 2 casos cada día. Ahora, en lo que va de 2012, esos casos se han multiplicado casi por cuatro: son de media a 7 por jornada. En el primer semestre de este ejercicio se han contabilizado 1.320 ejecuciones; en el 2008 eran 700 en todo un año.

¿Y qué es la ejecución hipotecaria? El primer paso de un proceso que puede acabar con el inquilino expulsado. Se produce cuando el propietario lleva al menos 3 meses sin pagar la cuota correspondiente. Al darse esa situación, el banco reclama no solo las mensualidades atrasadas sino el montante total de la hipoteca, en un proceso llevado directamente a los juzgados. Si el cliente no puede pagar lo que se marque en el procedimiento de ejecución, se llega a la subasta del inmueble. Se lo queda el banco, si es que tampoco los avalistas del embargado pueden hacer frente al pago.

Se llega ahí a un segundo paso: el del desahucio. En este extremo, la comparación entre los datos del 2008 y los del 2012 (los últimos publicados por el Consejo General del Poder Judicial) es aún más esclarecedora. Al inicio de la crisis la cifra de lanzamientos (nombre técnico de la orden de desalojo) eran apenas un millar en Galicia (26.000 en toda España). Solo en el primer semestre de este ejercicio rondan los 3.000 casos (más de 90.000 en España). Es decir, de 4 casos al día se ha pasado a 16.

Ahora bien, esta última estadística tiene trampa: en los números de este año se incluyen por primera vez los datos de los juzgados de primera instancia. Es decir, se computan casos que entre el 2008 y el 2011 no se incluyeron. Ello lleva a pensar a las organizaciones que luchan contra los desahucios que la cifra real de desalojos en España puede rozar los 400.000 desde el inicio de la crisis, el doble de los oficialmente publicados.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *