La banca liquida pisos

“Revolución inmobiliaria”, “terremoto de precios” y “chollos” son algunos de los reclamos publicitarios que están utilizando los bancos y cajas para dar salida a los miles de inmuebles -casi 150.000-  que se acumulan en sus balances financieros.

La inminente llegada del Banco Malo, que estará operativo el próximo 1 de diciembre -después de haber recibido la aprobación de Bruselas- y que tiene por objeto asumir los activos tóxicos de la banca nacionalizada y de aquellas entidades que tengan déficit de capital, ejerce presión sobre la banca sana. Sobre todo, después de conocerse que los activos inmobiliarios se transferirán al Banco Malo con un descuento medio del 63% sobre el valor bruto de libros.

En concreto y según el tipo, la devaluación de los activos que pasen al Sareb será: del 79,5% para el suelo, del 63,2% para las promociones en curso y del 54,2% para las viviendas terminadas.

Ante este escenario, algunas entidades ya han asumido en la venta de sus inmuebles rebajas similares e incluso superiores a las que va a aplicar la Sociedad de Gestión de Activos (Sareb, será su nombre) cuando entre en funcionamiento dentro de un mes. Decididas a adelantarse a los acontecimientos han iniciado una oleada de promociones con descuentos que llegan, en algunas ocasiones, a ser superiores al 70%.

Entre las ofertas más habituales se encuentran los descuentos en el precio de venta equivalentes al importe de la futura subida del IVA que el próximo 1 de enero pasará del 4 al 10%. Otras inmobiliarias dejan que sea el cliente quien decida el precio a pagar por el inmueble y otras ofrecen deducciones fiscales de hasta el 15%.

Además, bancos y cajas no sólo están bajando el precio de sus inmuebles sino que están ofreciendo condiciones de financiación para la adquisición de la vivienda muy ventajosas para los pisos que se adquieran en sus inmobiliarias. Todas ofertan financiar hasta el 100% de la compra de la vivienda, con plazos de amortización de hasta 40 años y tipos de interés muy reducidos.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *