Menos hipotecas para comprar viviendas

Hipotecas

El número de hipotecas concedidas para comprar vivienda cayó en agosto en España un 28,5% en comparación con igual mes del año anterior, al constituirse solo 21.106 préstamos de este tipo, con lo que se sitúa en el nivel más bajo desde 1995, año desde el que existen datos de estadística elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída anual acumulada es del 34,7% en número de hipotecas y del 40,3% en el capital prestado.

En el País Vasco la caída en agosto fue del 25,39%, con apenas 1.108 contratos firmados, mientras que en Gipuzkoa el desplome es mayor aún, del 32,8%, con 391 créditos contabilizados. A diferencia de lo que sucede en España, el dato guipuzcoano no es el peor de la serie histórica. Como escaso consuelo queda que el mínimo se alcanzó un mes antes, en julio (389 hipotecas), por lo que el dato de agosto representa un casi inapreciable pero positivo repunte de tres créditos respecto a entonces.

Lo que sí es mínimo es el capital prestado. Las entidades financieras presentes en Gipuzkoa concedieron en agosto préstamos hipotecarios para vivienda por valor de 49 millones de euros, siendo la primera vez desde 2003 que la financiación baja de los 50 millones. Cae el dinero prestado porque baja el número de préstamos, pero también porque se concede menos dinero en cada hipoteca. El crédito medio en agosto fue de 127.874 euros, muy lejos de los más de 150.000 que se concedían de media en los mejores años del ‘boom’. El récord histórico en Gipuzkoa se alcanzó en mayo de 2006, cuando se aprobaron 1.503 hipotecas (casi cuatro veces más que ahora) por un valor de 221,5 millones de euros.

Que el mercado inmobiliario no levanta cabeza está más que demostrado. La concesión de hipotecas en España suma ya 28 meses consecutivos -casi dos años y medio- de descenso continuado. La rebaja de los precios de los pisos, que acumula ya un 25% desde 2008 cuando registraron el nivel más alto, no ha sido revulsivo suficiente para dinamizar el mercado. Las altas y crecientes tasas de paro, la incertidumbre ante el futuro y, sobre todo, las mayores exigencias de las entidades financieras a la hora de conceder una hipoteca son elementos decisivos en est derrumbe.

Los datos del INE demuestran que las entidades bancarias han dado otra vuelta de tuerca cerrando aún más el grifo de la financiación y endureciendo las condiciones. Como muestra, el tipo de interés medio de las hipotecas es del 4,23%, cuando el euríbor está en mínimos históricos. Ayer batió otro récord al caer hasta el 0,640%.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *