La lentitud de los precios en vivienda

Precio

El banco malo, que el Ejecutivo se resistía a crear en España, empezará a funcionar los próximos meses gracias a la inyección financiera de Europa a la banca. Este vehículo ayudará a las entidades a limpiar sus balances y servirá para ajustar precios en vivienda a largo plazo. Contará con activos por 25.000 millones

La creación del banco malo no será la panacea para reactivar el sector inmobiliario de forma inmediata, pero se convertirá en la principal inmobiliaria del país cuando empiece a caminar en los próximos meses. Nace con la vocación de limpiar los balances de la banca y contará con activos inmobiliarios por valor de unos 25.000 millones.

Jordi Toboso, director de Jones Lang Lasalle en Catalunya, lo define como “un parking”, donde permanecerán hasta que el mercado se vuelva a reactivar.

Según el real decreto, que se convalidó en el Congreso el pasado jueves y se aprobó in extremis el pasado 31 de agosto, como España se había comprometido con Bruselas, obligará en un principio a la banca nacionalizada hasta ahora (Bankia, Caixa Catalunya. Novo Caixa Galicia y Banco de Valencia) a verter sus inmuebles tóxicos sí o sí antes de finales de año.

Quedan flecos de relevancia por definir, pero el más importante es el precio al que se incluirán los inmuebles. Ante tal competencia, algunos propietarios con intención de vender su vivienda se preguntan si ha llegado el momento de bajar precio y deshacerse del inmueble, mientras que los potenciales compradores siguen esperando a que los precios toquen suelo de verdad. Aún quedan bajadas.

Estos inmuebles competirán por ser vendidos con los de la banca saneada, con los de los promotores e incluso con la vivienda de segunda mano. Se estima que los precios se han reducido entre un 20% y un 32,5%, pero hay zonas de la costa donde ya se han percibido rebajas del 50%.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *