Banco de España y los pisos en mano de los bancos

vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha afirmado hoy que el Banco de España (BE) será el organismo supervisor encargado de controlar la participación futura de las entidades españolas en el sector inmobiliario.

“Disociar el sector financiero del sector inmobiliario es uno de los objetivos fundamentales del Memorando de Entendimiento mediante una estrategia de separación de los activos deteriorados de los balances de los bancos”, ha dicho el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios en una respuesta parlamentaria al eurodiputado catalán Raül Romeva.

En este sentido, ha recalcado que “corresponde al supervisor, es decir al Banco de España, controlar la futura participación de los bancos españoles en el sector inmobiliario”.

El Memorando de Entendimiento firmado por España con sus socios europeos incluye, además, medidas tanto para consolidar el marco de supervisión como para aumentar la independencia del Banco de España, ha agregado Rehn.

Romeva ha preguntado al comisario finlandés si considera justo que las personas “estafadas” mediante la venta de preferentes tengan que asumir también las pérdidas de la “especulación bancaria”, y ha señalado que echa en falta que se detalle quién asumirá las pérdidas de los activos tóxicos que se transferirán al “banco malo”, por lo que esta responsabilidad recaerá sobre la ciudadanía.

“¿Por qué no propone una Sociedad de Gestión de Activos con control democrático que garantice unos bancos sanos y no la socialización de las pérdidas?”, ha preguntado Romeva a Rehn.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea ha respondido que los detalles relacionados con el diseño exacto de las Sociedades de Gestión de Activos siguen siendo objeto de debate y ha recordado que el reparto de la carga es uno de los principios fundamentales del Memorando de Entendimiento firmado con España para minimizar el coste de la reestructuración bancaria para los contribuyentes.

“El reparto de la carga de los titulares de capital híbrido y de los de deuda subordinada se aplicarán únicamente a aquellos bancos que requieran ayudas estatales”, ha explicado Rehn.

Además, ha recordado que el Memorando aboga específicamente por reforzar la protección de los consumidores y la legislación sobre valores para limitar en el futuro la venta de deuda subordinada a clientes minoristas no cualificados.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *