Funcas estima una nueva baja en valor de viviendas

Funcas

En un artículo publicado en la última edición de los Cuadernos de Información Económica de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), el profesor de la Universidad Pompeu Fabra advierte de que “con la información disponible parece claro que el proceso de ajuste del precio de la vivienda no se ha completado”.

Estima que las proyecciones a largo plazo pretenden establecer los márgenes de caída de los precios en función de indicadores estructurales. Y los más importantes son la ratio del precio de la vivienda sobre la renta bruta disponible (PRD) y la rentabilidad del alquiler. Por tanto, García Montalvo considera razonable “tomar como referencia de largo plazo una ratio de cuatro años de renta familiar bruta disponible, similar a la observada en España y otros países con anterioridad al comienzo de la burbuja inmobiliaria.

La metodología del cálculo del indicador PRD por el Banco de España señala que se obtiene dividiendo el precio medio de una vivienda libre de 93,75 metros cuadrados construidos por la renta bruta estimada del hogar mediano, según cálculos presentados en el Boletín Económico del Banco de España de mayo de 2005 y la información de la Encuesta Financiera de las Familias de 2005. El último dato disponible indica que la ratio en España se encuentra todavía en 6,2 años.

Esto significa, de acuerdo con la información de García Montalvo, que “si la renta familiar disponible no creciera en los próximos años, los precios deberían todavía ajustar un 35,4% para volver a los niveles de largo plazo”. Esto implicaría una caída de entre pico y valle del 53,3%. Los datos del catedrático de la Universidad Pompeu Fabra permiten concluir que desde el estallido de la burbuja, en 2008, los precios se habrían ajustado en torno a un 20%, en línea con las estimaciones que hace el Ministerio de Fomento. Aunque Tinsa cifra la rebaja en el entorno del 30%.

Pero ésta no es la única advertencia. Alerta de que “incluso sin contabilizar el efecto de la extensión de la crisis en el futuro, el Real Decreto para el saneamiento del sector financiero se queda corto en la pérdida de valor de los activos inmobiliarios teniendo en cuenta la sobretasación original de dichos activos”.

“Evidentemente, dice García Montalvo, existe la presunción de que la nueva recesión a la que se enfrenta la economía española podría provocar nuevas pérdidas que podrían no estar cubiertas por los coeficientes del Real Decreto”. “No obstante, también existen dudas sobre si las nuevas provisiones son suficientes para valorar adecuadamente los inmuebles a fecha de hoy”, añade.

Precisamente, éste es uno de los asuntos que centran el debate económico en España en los últimos días. Las necesidades de capitalización de la banca española están en el punto de mira de todo el mundo, ya que de ellas depende en buena medida que España necesite o no ayuda externa para poder salir de la tormenta en la que se ha sumergido.

- Publicidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *